Modelo

Construyo mis guitarras con la más alta calidad. Culmino tres instrumentos por año aproximadamente, por esa razón pongo todo mi conocimiento y arte para que sean las mejores guitarras que pueda construir. El diseño de las tapa armónica tiene influencias de Torres, Friederich y Romanillos.
El ejercer la docencia como profesor de guitarra me ha dado la experiencia para darle una identidad al sonido de mis instrumentos. El mismo es amplio y potente, de notable equilibrio entre sus graves de un rápido ataque y sus agudos cristalinos.
Comodidad para tocar gracias a la perfecta calibración de la altura de las cuerdas. Lo más destacable es el gran rango tímbrico que se puede conseguir con la mano derecha, que junto con todas sus cualidades hacen un excelente instrumento para la expresión.
Las maderas que utilizo son Jacarandá de Bahía, Jacarandá de la India, Jacarandá de Bolivia, Cocobolo, Arce, Caoba, Algarrobo y guayubira para el fondo y aros. Abeto o Cedro rojo para las tapas. Ébano y guayacán para los diapasones. Cedro americano, Raulí o Arce para el mango. Jacarandá de Bahía o Jacarandá de la India para los puentes.
Las medidas habituales son: Tiro 650 mm. Las medidas del diapasón son 52 mm en la parte superior y 62 mm sobre el traste N° 12. Ancho del mango 23 mm. Distancia entre cuerdas en el hueso de 8,5 mm. Distancia entre cuerdas en el puente de 11,8 mm. 20 trastes de alpaca alemana en 2 mm. Puesta a punto y cambios según el instrumentista.
El acabado es a goma laca, porque ejerce menos resistencia a la vibración que otras lacas industriales. Esta, al ser un producto natural es absorbida mejor por la madera y da una terminación superior destacando la veta, más cuando se hace a espejo.
La roseta es hecha a mano en forma artesanal. Sus mosaicos forman el lomo de la yarará, nativa de las costas y esteros del Paraná y lleva la impronta del lugar en donde vivo. Es un trabajo muy laborioso y que demanda varios días para su realización. Pero es la firma del luthier y es como se identifican mis guitarras. Todo lo que representan vale el esfuerzo. De esta factura sale una obra de arte y personal. Aquí, una muestra de la labor en el quehacer guitarrero.